Ente gubernamental en Humboldt

Historia de la comuna de Humboldt

Por algún tiempo, se tuvo dudas sobre la fecha real de la fundación de nuestra localidad, finalmente, pudo comprobarse que el 1.° de octubre de 1868 fue el momento inicial de la organización de Humboldt. El acta fundacional de 1868 es avalada, además, por los títulos de venta de las concesiones, que fueron labrados el 25 de noviembre de 1868, y por el primer libro de contabilidad, el cual desde la página n.° 01 hasta la n.° 20, tiene la fecha 30 de noviembre de 1868. Esto significa que, no solo fue fundada legalmente ese año ante escribano público, sino que en el mismo las tierras fueron adquiridas por los colonos. En ese entonces, 72 personas habían adquirido concesiones. Recién en 1869 comenzaron a llegar los primeros colonos y posteriormente, las herramientas y el ganado. A los pocos meses de fundarse la colonia, resultaron escasos los 232 lotes y el 20 de abril de 1869, se trazaron 55 nuevas concesiones, de las cuales, el mismo día fueron escrituradas 16 a favor de los colonos.

Humboldt se diferencia de las demás colonias agrícolas santafesinas en algunos aspectos. Sus primeros pobladores no fueron inmigrantes venidos directamente desde Europa, sino que fueron colonos con experiencia en este país, que habían luchado en colonias vecinas, especialmente en Esperanza y San Jerónimo Norte y deseaban más tierras para progresar económicamente.

En otras colonias se regaló la tierra a los inmigrantes, cobrando solo una parte de las cosechas por espacio de cinco años, para luego otorgarles definitivamente el título de propiedad. No ocurrió esto en Humboldt. Lo que se efectuó, fue una simple venta de lotes, que debían pagarse a la compañía Beck y Herzog en el término de 3 años y habitarse a los dos años. Las relaciones entre los colonos y la compañía eran las usuales entre un deudor y un acreedor. Además, tampoco se les adelantó nada en concepto de viáticos, herramientas, ganado, vivienda u otras facilidades que sí fueron otorgadas en otras colonias. A pocos meses de fundada la colonia y en un solo día, la compañía Beck y Herzog extendió las escrituras de ventas de 221 de las 232 concesiones trazadas. Es posible advertir la prosperidad de la actividad agrícola por aquellos años, la que les permitía contraer compromiso por grandes deudas. También se puede advertir que algunas personas adquirieron tierras con fines especulativos, ya que nunca se establecieron en la colonia y posiblemente ante la baja de rendimiento de las cosechas en los años 1868, 1869 y 1870 no lograron venderlas a otros colonos y debieron devolverlas a la compañía acreedora o entregarlas a algún acopiador de cereales o al propietario de alguna casa de ramos generales, que constituían el centro económico de abastecimiento e intercambio de la época.

Debido a que algunos colonos debieron devolver sus tierras o partes de ella a la compañía, la misma conservó intereses en la colonia. Esta situación se mantuvo hasta la venta total de los terrenos. Los nuevos contingentes de inmigrantes que llegaban sin contratos de colonización, corresponden a la inmigración espontánea que pueda agruparse de la siguiente manera:
  • Conjunto de colonos que sustituyeron a los que fracasaron en años anteriores, los que trabajaron la tierra que ya tenían como propietarios a colonos enriquecidos en otras colonias.
  • Los que se establecieron en concesiones vírgenes y que lograron el título de propiedad pagando en los tres años fijados, el valor de la tierra y los intereses.
Es importante remarcar que Humboldt nace y se desarrolla gracias a la férrea voluntad de los colonos, quienes fueron el verdadero e incansable motor de la colonización de la localidad y del centro de la provincia de Santa Fe. Ellos debieron abandonar el lugar en el que se hallaban instalados, para atravesar nuevamente el difícil período de formación de una colonia, en el cual los inmigrantes deben edificar el rancho, para luego fabricar ladrillos y construir sus casas de material. Esto debía complementarse con los trabajos de desmonte, desmalezado, roturación y cultivo, que debieron realizarse en los campos vírgenes hasta ese momento. Todo ello tuvo que realizarse al margen de cualquier protección especial del gobierno.
Destacado 2

Comuníquese con nuestra comuna en el teléfono:

(03496) 48 0113